¿Qué son los Joven Club de Computación y Electrónica?

745

¿Quiénes somos?

Los Joven Club de Computación y Electrónica (JCCE) constituyen una red de centros tecnológicos que surge el 8 de septiembre de 1987, por iniciativa de nuestro Comandante en Jefe, con el objetivo de contribuir a la socialización e informatización de la sociedad cubana.

Contexto del surgimiento
Durante una exposición organizada por las Brigadas Técnicas Juveniles (BTJ), en el verano de 1987 en el capitalino Pabellón Cuba nació la idea. Por primera vez tantos niños se enfrentaron a una computadora y cada día eran más los interesados -de todas las edades- que acudían a tocar con sus propias manos un teclado inteligente. Más de 35 000 visitantes en apenas dos meses, la mayoría niños y jóvenes, evidenció su amplia acogida.
Nuestro Comandante en Jefe Fidel, conoció y palpó lo que pasaba en el Pabellón Cuba con las computadoras y ante tal éxito, una vez terminada la exposición, se evaluó ampliar el proyecto y extenderlo al resto del país. Surgen así, el 8 de septiembre de 1987, en reunión con el Buró Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) los Joven Club de Computación y Electrónica, con la misión de proporcionar una cultura informática a la comunidad con prioridad hacia niños y jóvenes, desempeñando un papel activo, creativo y de formación de valores en el proceso de informatización de la sociedad cubana.
Ese día nuestro Fidel, con la visión de futuro que lo caracteriza sentenció: ¨...Joven Club de fábrica, de instituciones y Joven Club popular, porque estos son los que están allí al lado de los vecinos, este es el médico de la familia, la computadora de la familia¨...

Actualidad
Más de 20 años han transcurrido, hoy con más de 600 instalaciones estamos presentes en todos los municipios del país y continuamos perfeccionando nuestra obra, trabajando por:
Ser entidad referencial dentro del proceso de informatización de la sociedad cubana, desempeñando un papel determinante en la vida sociocultural de la comunidad.
Lograr un elevado índice de eficiencia y alto nivel de profesionalidad en los servicios que se prestan con una alta adaptabilidad a los entornos de desarrollo.
Constituir una entidad agradable para sus trabajadores, donde se sientan valorados, facultados y con posibilidades de desarrollo individual.
Perfeccionar constantemente todo el proceso de trabajo, fomentando la cohesión entre todos los factores integrantes.
Vencer la resistencia al cambio, convirtiendo a todos los trabajadores en agentes activos del cambio.
Elevar la identificación de los trabajadores con la misión y los objetivos de la organización que garanticen una alta estabilidad de la fuerza laboral.
Desarrollar una cultura de dirección colegiada con un elevado concepto de la interoperatividad entre las distintas áreas de manera que estas se sientan clientes entre sí.

¿Qué hacemos?

Los servicios en Joven Club tienen un marcado carácter social orientando el uso de las nuevas tecnologías a la solución de las más disímiles demandas y problemáticas de la sociedad cubana, desempeñando un rol estimulante en la vida social, cultural y espiritual del cubano.

La formación en temas relacionados con la informática, las comunicaciones y la electrónica constituye un pilar fundamental del trabajo que se desarrolla en nuestras instalaciones. Estructurada en cursos -todos certificados- con una duración entre 10 y 120 horas se ofertan gran variedad de temas relacionados con elementos básicos para el trabajo y la operación de computadoras, herramientas de diseño, programación, manejo de bases de datos, entre otras, tanto en plataforma propietaria como de código abierto; temáticas relacionadas con las redes, el correo electrónico, la electrónica básica, digital, arquitectura de microcomputadoras y muchas más conforman decenas de tópicos en los que podrá encontrar oportunidades de aprendizaje en Joven Club. Sus contenidos estructurados en planes y programas de estudio, que se actualizan y perfeccionan constantemente, pueden recibirse en la modalidad presencial, semi-presencial y a distancia, esta última haciendo uso de entornos virtuales de aprendizaje soportados en la red. Una variedad de estos cursos se ofertan en modo de postgrado y diplomados.

El servicio de tiempo de máquina le permite al usuario desplegar proyectos personales, ejercitar conocimientos con alguna herramienta informática, desarrollar habilidades en el aprendizaje de idioma, mecanografía, entre otras materias, con el uso de plataformas interactivas, acceder a la red, jugar, ver videos o escuchar audio, entre otras opciones. Todas estas actividades pueden ser auxiliadas, en caso de tener necesidad, por un especialista de la instalación.

Las posibilidades de gestionar información y conocimientos se articulan en los Joven Club de diversas maneras, los Centros de Información -16 en todo el país- con una variada gama de servicios, las Bibliotecas Digitales, los Bancos de Softwares, los espacios de reflexión e intercambio, entre otras tantas modalidades, constituyen ofertas disponibles en las que puede encontrar solución a su problema o al menos una forma de enrutar la misma.

Las actividades de extensión social matizan el quehacer y la influencia comunitaria de los Joven Club. La convocatoria a concursos informáticos, históricos y de otra índole, a festivales de corte recreativo, cultural, didáctico, de servicios; los campeonatos deportivos digitales, las peñas, tertulias, entre otros complementan una amplia diversidad de acciones dirigidas a interactuar y favorecer el desarrollo comunitario.

En todos nuestros servicios hay una atención personalizada a los diversos sectores sociales, atendiendo a características y posibilidades de cada uno de ellos, así niños, jóvenes, adultos, adultos mayores, personas con discapacidad, desvinculados laborales, amas de casas y otros tienen programas de atención diferenciados que procuran satisfacer su demanda y contribuir a su desarrollo personal.

¿Cómo lo hacemos?

Para llevar a cabo la tarea de desarrollar una cultura informática en el pueblo cubano, socializando el uso de las nuevas tecnologías y contribuyendo en el proceso de informatización de la sociedad, contamos en primer lugar con el capital humano de Joven Club, mas de 5 700 trabajadores, de los cuales más del 60% se vincula directamente a la prestación de servicios, la edad promedio ronda los 35 años.
La superación de los instructores se garantiza a través de un sistema de capacitación desde el nivel municipal, y hasta el nacional, en coordinación con las universidades, centros de investigación y politécnicos de informática, entre otros. Gracias a esta política de superación, el programa cuenta con 1 doctor en ciencias y 20 en formación, más de 700 máster graduados y 600 en formación.

Existen más de 600 instalaciones en todo el país, ubicadas estratégicamente con el objetivo de que el acceso a las mismas no se dificulte, 138 de ellas situadas en comunidades rurales y 39 en regiones montañosas, cada municipio del país tiene como mínimo dos Joven Club, lo que se traduce en un Joven Club por cada 18 000 habitantes. Entre las instalaciones existen cuatro laboratorios móviles, que llevan los diferentes servicios a los lugares más intrincado de nuestra geografía y cuatro Palacios de la Computación en las provincias Ciudad Habana, Pinar del Río, Cienfuegos y Santiago de Cuba, estas instituciones ubicadas en las cabeceras provinciales, por su estructura y posición pueden ofrecer mayor diversidad de servicios y a mayor cantidad de personas. Esta diversidad y extensión convierte a estas instalaciones en núcleo referencial comunitario en temas relacionados con las tecnologías de la informática y las comunicaciones.

El potencial tecnológico abarca más de 8 500 computadoras, unidos a medios de impresión, digitalización de imágenes, almacenamientos y reproducción de información, enteramente al servicio de todos.
Como red de servicios de transmisión de datos TinoRed, es un sistema único integrado por subsistemas análogos para la transmisión y recepción de información de servidores regionales, provinciales y/o redes locales y estaciones de usuarios de los JCCE. A través de esta red y mediante los sitios web que gestionan los Joven Club se muestra la realidad cubana desde sus más autóctonas raíces comunitarias, con sus valores, sus costumbre y tradiciones.

El uso eficiente de las nuevas tecnologías es otro aspecto importante para Joven Club, por lo que constantemente se prepara y supera al personal en tal sentido. El trabajo en conjunto con otras instituciones en aras de mantener los logros en el campo de la informática en nuestro país, así como crear productos de calidad, nos ha caracterizado a través de todos estos años.

Mecanismos de retroalimentación que periódicamente se ejercen permiten conocer las opiniones de los usuarios y de esa forma encaminar los servicios hacia la demanda de la comunidad, en función de las características del entorno.

¿Para quiénes lo hacemos?

En un principio el público objetivo del Programa eran niños y jóvenes, ya que eran éstos los más motivados por la computación, pero con el auge que fueron tomando las nuevas tecnologías en muy poco tiempo este público se amplió y en la actualidad lo mismo estudiantes, trabajadores, amas de casa, personas de la tercera edad o con algún tipo de discapacidad, desvinculados, reclusos, extranjeros que estudian en Cuba, todos sin excepción de credo, posición social, ocupación o raza demandan nuestros servicios y pueden acceder a las instalaciones y disfrutar de los beneficios que ofrece el Programa.
Una premisa ha caracterizado el accionar de los Joven Club y es la de adaptar los servicios al público y sus necesidades y con ello estar más cerca de nuestros usuarios.
La atención a sectores específicos dentro de la sociedad cubana ha constituido una peculiaridad del trabajo. Así entre otros atendemos a:
Niños: El desarrollo de habilidades informáticas desde edades tempranas, así como contribuir al complemento de los contenidos relacionados que estos reciben en el sistema de enseñanza cubana constituyen una prioridad de trabajo con este sector. Así se van descubriendo en ellos intereses de formación vocacional relacionados con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) que favorecemos y desarrollamos con programas especialmente diseñados para ello a través de los Círculos de Interés.
Personas con discapacidad: Con el fin de impulsar la incorporación plena a la sociedad o de desarrollar habilidades en el proceso de enseñanza-aprendizaje se atiende de forma diferenciada a las personas que presenten algún tipo de discapacidad física o intelectual con programas de superación y adiestramiento adaptados a sus necesidades.
Adultos Mayores: Con programas de superación adaptados a sus capacidades y disponibilidades. Con el objetivo de propiciar un espacio de reunión, intercambio, asociación y aporte se han desarrollado los Geroclub, proyecto que agrupa a adultos mayores de 50 años en torno a Joven Club y en el cual desarrollan múltiples actividades que contribuyen al crecimiento de su salud espiritual y al desarrollo de una longevidad satisfactoria.

El alcance, el accionar de nuestras instalaciones y el rol que desempeñan en la vida comunitaria hacen de los Joven Club un programa indispensable en el desarrollo sociocultural de nuestra sociedad, es para ella: la computadora de la familia.