Primera cesárea con resultado exitoso

25 de septiembre de 1881 | 10
La cesárea es la intervención quirúrgica que tiene por objeto extraer el feto mediante una incisión de la pared abdominal, cuando el parto resulta imposible por vía natural. La operación cesárea tuvo su origen durante el reinado de Numa Pompilio, rey romano que gobernó entre el 715 y el 673 antes de nuestra era. A este rey legendario, sucesor de Rómulo, se le atribuyen la creación de las principales instituciones religiosas y numerosas leyes, entre ellas, la prohibición de enterrar a las mujeres fallecidas embarazadas sin retirar primero el feto. Esta reglamentación, llamada lex regia, continuó en vigencia por muchos siglos. Aunque la cesárea post mortem se menciona en varios documentos antiguos, sólo en 1610 se tienen noticias de la primera intervención de este tipo realizada en una mujer viva, aunque la paciente murió 25 días después de la operación. Durante siglos la operación se siguió intentando, cuando las condiciones eran realmente extremas y no se podía esperar un parto natural, pero en general, la madre moría por hemorragia o infección. Recién a fines del siglo XIX, con el avance de las técnicas quirúrgicas, las esperanzas de sobrevivir a una cesárea comenzaron a ser realidad. La operación exitosa, documentada el 25 de septiembre de 1881, fue realizada por el médico alemán Ferdinand Adolf Kehrer que consiguió salvar tanto a la madre como al niño.