Hispanidad consolida Identidad

1502

Si bien todos estos elementos genésicos tuvieron influencia en la conformación de la identidad cenaguera; son las familias Canarias procedentes del Caimito del Hanábana, Yaguaramas, Batabanó, Jagua y Jagüey Grande, junto a los hispanos peninsulares - que en oleadas migratorias sucesivas arribaron al país entre 1900 y 1925 - quienes se adueñan del protagonismo en la génesis del actual poblador, apellidos: Morejón, Bonachea, Lobato, Niebla, arencibia, Castillo, Sierra y de muchos lares españoles, saturan la población.

Fueron ellos los que a fuerza de laboriosidad y no se sabe cuantos sin sabores, instruyeron a los aisladas familias autóctonas - dedicadas desde siglos a la ganadería extensiva y la caza del cocodrilo y garza real - en las rudas labores forestales. Cada anécdota, historieta, huella forestal (zanjas, carriles, útiles de trabajo, ferrocarriles, dieta y topónimos), se encuentran asociados a la hispanidad.