Recibe Gómez refuerzo en Mala Noche

2 de junio de 1895 | 2
Arsenio Martínez Campos mueve tropas para evitar la entrada de Gómez a Camagüey. El Generalísimo se hace acompañar de apenas un puñado de hombres. Va enfermo, con fiebre alta, a duras penas puede mantenerse a caballo y, para colmo de males, están cayendo torrenciales aguaceros. Repasa el Cauto, esquiva dos columnas enemigas, fuertes en caballería. Con el agua al estribo o en canoas, pasa el río "Salado" y sigue: Cañada de Yarey, Monte Alto, Palmarito, Mala Noche, en busca de amparo, que recibe en casa de un buen cubano, Rafael Vázquez y su señora Manuela. Y al fin llega el esperado refuerzo de unos 80 hombres, gente de Las Tunas que completan el ciento. Ya va más custodiado. Nada impedirá ahora la entrada a Camagüey.