Cerco a Jiménez Castellanos en Saratoga

10 de junio de 1896 | 9
La orden recibida por el general español Jiménez Castellanos al salir de la ciudad de Camagüey con 2 000 hombres de las tres armas, era hacer prisionero a Máximo Gómez y dispersar al resto de sus seguidores. Treinta horas después, aunque se defiende todo el día, no pasa a la ofensiva ni una sola vez. Las fuerzas insurrectas, después del rudo batallar, han tenido cinco muertos y 34 heridos. Cierra la noche y como en la anterior, Gómez deja gente de infantería con la orden de no permitir que el enemigo pegue los ojos. A todas luces, el combate de Saratoga corre parejo con la Batalla de Las Guásimas en la guerra del 68.