Intervenida la Texaco por el Gobierno Revolucionario

29 de junio de 1960 | 10
La advertencia se había cursado desde la primera decena del mes cuando Fidel, a nombre de Cuba, pidió a las empresas petroleras rectificar a tiempo, porque la Revolución estaba presta a llegar hasta donde fuera necesario. Pero las empresas persistieron en no refinar el petróleo soviético, haciéndole el juego a las órdenes del Departamento de Estado norteamericano en su feroz zancadilla por paralizar el transporte, las industrias y la vida nacional en su conjunto. La víspera se firmó la Resolución número 188, que ordenaba a la Texaco procesar el crudo soviético. Y un día como hoy se procedía a la intervención de la refinería de petróleo norteamericana Texaco, por desacato de la orden.