Desembarco de ingleses por Cojimar

7 de junio de 1762 | 0
Cuba, por su posición estratégica, siempre desempeñó un papel preponderante en las Antillas y en el apetito anexionista de potencias foráneas. Por eso, cuando Inglaterra y España entraron en guerra los ingleses reactivaron los planes tendientes a la tan ansiada toma de La Habana. Sir Jorge Pockoc, jefe naval y uno de los marinos de más experiencia y capacidad de Gran Bretaña, secundado por el comodoro Keppel, jefe de alto mérito, y el joven conde de Albemarle, al frente de los soldados de desembarque, se dispusieron al ataque de Cojímar. Mientras Keppel, con seis buques de línea y fuerzas de Albemarle, se avistaron frente a la plaza, Pockoc, con trece buques, amenazó el Morro y simuló un desembarco en La Chorrera. Los dos pequeños fuertes de Cojímar fueron demolidos a cañonazos, y el coronel español Caro, que lo defendía con 400 hombres, se batieron en retirada. Las tropas inglesas desembarcaron en Cojímar y Bacuranao sin perder un solo soldado.