Máximo Gómez en Montego-Bay

7 de marzo de 1878 | 1
Hace horas que Máximo Gómez, a bordo del "Vigía", ha perdido a Cuba de su vista y piensa que quizás será mientras viva, por eso escribe en su diario: "Adiós, Cuba, cuenta siempre conmigo mientras respire -tú guardas las cenizas de mi madre y de mis hijos- y siempre te amaré y te serviré".Gómez ha rechazado ofertas de dinero y destinos de importancia de Arsenio Martínez Campos, y se ha negado a ayudar a los cubanos esta vez en una paz que, al igual que Maceo, no considera digna.Después de una noche terrible, de mar picada y en una embarcación no muy a propósito para la travesía, anclan en Montego-Bay, Jamaica.