Electo Martí presidente del Comité Revolucionario Cubano de Nueva York

26 de marzo de 1880 | 15
Sólo hace 20 días que José Martí se encuentra en el exilio neoyorquino. Se percibe un espíritu de decaimiento entre los exiliados; muy pocos lo conocen y habla en una reunión convocada en Steck Hall. Desde que toma la palabra reina una rara fuerza persuasiva, que alienta y justifica los motivos que empujan a proseguir la lucha en una guerra no dirigida por la cólera, sino por la reflexión. Levanta los ánimos, conquista voluntades y, en consecuencia, pasa a ser presidente del Comité Revolucionario Cubano de Nueva York, rector de la nueva etapa de la guerra.