Máximo Gómez se apresta a atacar una columna española

8 de junio de 1896 | 0
A las seis de la mañana Máximo Gómez levanta el campamento de Providencia y lo traslada a la Auretánea. En este nuevo sitio recibe la noticia de que al frente de una columna salió de Camagüey el general español Adolfo Jiménez Castellanos. Sabe además que dicha columna la integran aproximadamente unos dos mil hombres de las tres armas y que ya se encuentra en Vista Hermosa, a cinco leguas del campamento insurrecto. El General en Jefe ha logrado reunir 300 hombres, que unidos a 100 que lo han acompañado desde Occidente hacen un total de 400, suficientes, piensa y decide, para dar un buen recibimiento al general español.