Primer refuerzo a la Sierra

15 de marzo de 1957 | 1
En El Marabusal, a ocho kilómetros de la ciudad de Manzanillo y a un centenar de metros de la cárcel, en las mismas narices del enemigo, se empezaron a concentrar los hombres que en esta fecha integrarían el primer envío de refuerzos para el Ejército Rebelde en la Sierra Maestra. Se cumplía así uno de los acuerdos que sostuviera el líder del brazo armado de la Revolución con la Dirección Nacional del Movimiento 26 de Julio en la finca de Epifanio Díaz. Entre los organizadores de este primer envío de combatientes se encontraban Celia Sánchez y Felipe Guerra Matos.