Canto funerario de José Martí

25 de enero de 1879 | 20
Después del regreso a Cuba, tras la bochornosa paz del Zanjón, José Martí ocupa la secretaría en la Sección de Literatura del Liceo Artístico y Literario de Guanabacoa; en tal condición despide el duelo del poeta guanabacoense Alfredo Torroella, el 22 de enero de 1879, donde aflora su arenga patriótica. De esta pieza oratoria sólo se conservan los fragmentos que fueron publicados un día como hoy en el Diario de Matanzas, que dirigía su entrañable maestro Rafael María de Mendive.