Muere Giuseppe Verdi en Milán, Italia

27 de enero de 1901 | 16
Rechazado en sus años mozos en el Conservatorio de Milán por carecer de aptitudes musicales, a él se debe que la escuela operística italiana del siglo XIX llegara a su máxima expresión. En Parma, donde nació, desarrolló las actividades rutinarias de un músico de pueblo. Nuevamente en Milán triunfa con Rigoleto, El Trovador y La Traviata, obras que aún figuran en los repertorios de todas las temporadas de ópera del mundo. En 1871, cuando tenía 58 años, estrenó Aída; a los 73 Otelo y a los 85 compuso un Te Deum, un Ave María y otras piezas, ricas todas en armonía y orquestación. Verdi falleció a los 88 años.