Combate de Loma de Caracas, Sierra Maestra

30 de enero de 1957 | 10
Es temprano en la mañana. Los combatientes se aprestan a establecer contacto con un grupo de refuerzo que viene de Manzanillo. Por el sureste se aproximan aviones del Ejército, pues a consecuencia de una delación el campamento ha sido descubierto y es expuesto a un preciso y furioso bombardeo y ametrallamiento. En los breves intervalos que tardaron los aviones en dar la vuelta, los combatientes, protegiéndose entre las piedras y ramas del bosque, abandonaron el territorio. Según lo convenido previamente, ante cualquier contingencia deben reunirse de nuevo en la Cueva del Humo. Todos logran salvar la vida.