¿Qué es Joven Club?

3663
 ¿Qué son los Joven Club de Computación y Electrónica?

Los Joven Club de Computación y Electrónica son un proyecto social de la UJC Nacional, con el principal objetivo de socializar la enseñanza de la computación y la electrónica en la población, dando prioridad a los niños y jóvenes de la comunidad.

Germinó como el primer y único proyecto del mundo que por su alcance se haya propuesto contribuir extensivamente en el conocimiento de las técnicas de computación y electrónica.

Surgen el 8 de septiembre de 1987 por iniciativa del Comandante en Jefe Fidel Castro, después de evaluarse como positiva la experiencia del Joven Club radicado en el Pabellón Cuba durante el período vacacional del verano de 1987, de forma experimental, con carácter promocional y recreativo.

Era necesario una cultura del tiempo libre (los campismos y el Pabellón eran opciones) pero realmente lo que robó el espectáculo en el Pabellón fue el Joven Club de Computación... y Fidel lo tuvo en cuenta. Surgen, justamente, en un marco donde la informática es una expectativa.

Se decide, entonces, la construcción de 32 nuevas instalaciones en todo el país: en los 15 municipios de Ciudad Habana, el municipio especial Isla de la Juventud y en todas las capitales de provincia.

En la mayoría de los lugares fue esta la primera vez que niños y jóvenes se acercaban a un equipo de alta tecnología, lejos se estaba de imaginar lo que esta idea significaría para el desarrollo cultural de nuestro pueblo.

Antes de concluir los dos años se había concluido aquella primera etapa de las 32 instalaciones y se daban los pasos para llegar a la cifra de 100 instalaciones en todo el país.

Esta cifra de 32 a 100 se haría en lugares de concentración de jóvenes y de potencial científico. Posteriormente llegó el compromiso de arribar a 200 clubes antes de 1992. Sin embargo, las limitaciones propias del Período Especial hicieron que solo se pudiera contar con 171 Joven Club, distribuidos en 159 municipios y 40 de ellos fueron terminados en pleno período especial.

Los primeros pasos requirieron de mucho esfuerzo, estaban contribuyendo sensiblemente a la alfabetización de la sociedad cubana y por ello los objetivos de los Joven Club se han enriquecido. En su primer quinquenio el proyecto se dirigió a los siguientes objetivos:

  • Masivizar el aprendizaje de los conocimientos de computación y electrónica entre niños y jóvenes.
  • Dirigir el trabajo hacia jóvenes profesionales y técnicos que no recibieron en su formación general la informática.
  • Detectar niños y jóvenes con aptitudes destacadas en la computación.
  • Buscar aplicaciones en las ramas de la economía y la sociedad

A partir de los años 90 se incorporan otros objetivos, en la medida que han transcurrido etapas en el proceso de informatización del país, entre ellos: contribuir al proceso de formación de cuadros técnicos de la informática y apoyar la labor de formación vocacional y orientación profesional.

La necesidad de ocupar el tiempo libre de los jóvenes al mismo tiempo que se instruyan fue lo primero que se tuvo en cuenta, a través de dos variantes fundamentales: utilización del equipamiento para actividades lúdicas y actividades colaterales vinculadas al Joven Club y sus asociados.

El equipamiento con que se enfrentó aquel pequeño destacamento informático era el más avanzado de la época (4 microcomputadoras XT y 6 teclados inteligentes), con los años se fueron sustituyendo por otras hasta que en 1996, con la recuperación económica del país, los Joven Club recibieron un financiamiento que le permitió avanzar tecnológicamente y completar con una microcomputadora de generación avanzada en cada uno de los municipios del país.

Ya para el año 1999, el 81% de los medios de cómputo tenían de 7 a 10 años de explotación. Realmente el factor humano fue lo que permitió no frenar el desarrollo de los Joven Club en el período especial.

En cada Joven Club existe un área de Software y un área de Hardware. El primero representa el eslabón fundamental en la producción científica técnica de todos los que visitan los Joven Club, en ella se soporta la mayor actividad social y es donde recae los mejores resultados del trabajo en los clubes (Eventos de Informática para jóvenes INFOCLUB, Exhibición de Multimedia, Olimpíadas de Juegos por Computadoras, etc). El área de Hardware fue incorporado al proyecto después de su concepción inicial, con la intención de no retrasar el desarrollo de una infraestructura popular de conocimiento en temas afines a la electrónica, la automática y las telecomunicaciones. Para potenciar y estimular esta actividad se trabaja en el diseño y concepción de un evento en el que solamente se expongan los mejores resultados de esta área: ELECLUB.

Se imparte generalmente tres tipos de cursos:

  • Curso de introducción a la computación.
  • Curso de electrónica.
  • Curso de lenguaje de programación y aplicación.

Novedosos resultan los 2 Laboratorios Móviles de Computación (Villa Clara y Pinar del Río), como vías inmediatas de alcanzar la socialización de la informática a zonas intrincadas y existe la política de ir completando este tipo de instalación en cada provincia priorizando las zonas montañosas.

En 1989 se le presenta al Comandante un proyecto concebido para la creación de un Palacio "como centro que funcionara como coordinador de la actividad científica, metodológica y la capacitación de nuestro personal" y fue enriquecido con la consideración que debía convertirse en un centro de avanzada entre niños y jóvenes. Por tanto, el Palacio se concibe como:

  • Laboratorio de avanzada en experiencia metodológica en el aprendizaje de la computación y la electrónica.
  • Propiciar la creatividad y la búsqueda de soluciones a problemas prácticos.

Así, en 1991 se inaugura el Palacio Central de Computación en la capital, dotado de recursos técnicos y humanos necesarios para la realización de proyectos técnicos y humanos necesarios para la realización de proyectos docentes, recreativos, de comunicación social y técnico experimentales, brindando, entre otros, servicios de correo electrónico, soportado por una de las mayores redes del país, TINORED, que desde sus inicios ha jugado un papel importante en diferentes momentos vividos por la juventud cubana. Este Palacio Central permitió trazar una política para la creación de centros similares en las capitales de provincia que extendieran el horizonte de atención a los jóvenes. Sólo ha llegado a concretarse en las provincias de Pinar del Río y Cienfuegos y en construcción el de Isla de la Juventud.

Se ha tenido relación con el MINED sobre la base de preparación de Eventos de Computación para la Infancia (COMINF) y colaboración mutua en la que resalta la asimilación de experiencias de los I.S.P. en la fabricación de productos informáticos educativos, también en la formación vocacional (a través de los Círculos de Interés). Actualmente existen 4 grupos de investigación para la producción de juegos y software educativos: en Sancti Spíritus, Las Tunas, Santiago de Cuba y Matanzas.

Se trabaja en la inserción de los Joven Club en las problemáticas de cada territorio, en la búsqueda de formas y vías para la enseñanza de la computación en edades tempranas, en la detección y atención a los jóvenes talentos, el desarrollo de aplicaciones en la economía, la industria y en general, donde existan deficiencias. También en la preparación de cuadros, trabajo con diferenciación social (minusválidos, con problemas de conducta y sectores atrasados en la población).

Cuando se fundó el movimiento de los Joven Club se estaba marcando un paso importante en la historia educacional de la Revolución: el de la alfabetización informática. Su labor durante estos años, de enseñar de forma gratuita a niños, jóvenes y adultos, las técnicas de la informática, de trabajar en múltiples aplicaciones de la comunidad, de llevar a zonas más lejanas las técnicas avanzadas de la computación, hablan de lo que es capaz de hacer nuestra Revolución a través de los Joven Club.