La Salud

1162
Uno de los problemas planteados por Fidel Castro en su alegato de autodefensa, "La Historia me Absolverá " es el de la salud pública en el País.

En el municipio de Perico al triunfo de la Revolución se cuenta con tres centros de salud con las mínimas condiciones y un equipo de sólo 5 médicos, 3 dentistas, y 2 enfermeras para atender a una población de 26 812 habitantes aproximadamente, lo que demuestra que en la etapa prerrevolucionaria la salud del pueblo no constituye un objetivo fundamental de los gobiernos de turno.

Las zonas rurales carecen de asistencia médica por lo que la masa campesina es la más afectada en este territorio.

Una de las primeras obras ejecutadas por el comisionado es la creación de un policlínico para satisfacer las necesidades sociales.

Se ponen en práctica otras medidas como:

  • Establecimiento de la atención médica gratuita.

  • Rebaja del precio de los medicamentos.

  • Se instalan postas médicas en Altamisal y el Roque con una farmacia en cada poblado.

  • Se amplía el servicio médico atendiendo otras especialidades como: Ortopedia Psiquiatría, Dermatología, Ginecología y Obstetricia.