Segunda Declaración de La Habana

4 de febrero de 1962 | 0
Esa tarde, más de un millón de personas se reunieron en la Plaza de la Revolución para escuchar la lectura de uno de los documentos capitales de la Revolución Cubana: la Segunda Declaración de La Habana, en la que se profundiza acerca del carácter socialista e internacionalista de nuestro proceso. Constituye un documento de excepcional trascendencia latinoamericana, pues en él se analizan las raíces históricas que sirven de base a la inevitable revolución de los pueblos de nuestro continente contra el imperialismo.