Fin de la intervención norteamericana

Amparados en la ominosa Enmienda Platt, pisotearon groseramente nuestra soberanía en 1906: el gobierno entreguista de Estrada Palma les abrió las puertas. Cinco mil soldados yanquis y una comisión de paz a la hechura de la política simuladora de Roosevelt, campearon por sus respetos. Nos impusieron a un tal Charles Magoon. ¿Sus credenciales? Ex ministro y gobernador de la zona del Canal de Panamá y experto en dar apariencia política al apetito de los intereses imperialistas. Esta situación se extendió hasta 1909 y terminó como terminan muchas democracias representativas: con un presidente obediente a Washington. Tuvimos que esperar 49 años más para barrer con tanta inmundicia.

Artículo impreso de TinoMtz: https://www.mtz.jovenclub.cu/
URL del artículo: https://www.mtz.jovenclub.cu/union/efemerides/653