Caída del Gobierno de los Cien días

Fracasada la Pentarquía, el Directorio Estudiantil Universitario propone elegir un presidente. Hay varias propuestas: la de los estudiantes es Grau San Martín, su único defensor cuando fueron expulsados de la Universidad. Triunfa Grau y jura cumplir el programa de la Revolución. Forma un gobierno heterogéneo en el que se conjugan un ala derechista-reaccionaria, una reformista-demagógica y un núcleo revolucionario. Fulgencio Batista, el propio Grau y Antonio Guiteras representan cada una de ellas. Antonio Guiteras, como Secretario de Gobernación, impone y rubrica decretos que van a la raíz de nuestros males. Las fuerzas reaccionarias, con Estados Unidos al frente, se unen; las revolucionarias permanecen alejadas. El caos impera. La Isla está rodeada de acorazados norteamericanos. Washington da instrucciones precisas a su embajador Summer Welles. Con el no reconocimiento diplomático, cae el Gobierno de los Cien Días. Es promovido, entonces, un nuevo régimen títere.

Artículo impreso de TinoMtz: https://www.mtz.jovenclub.cu/
URL del artículo: https://www.mtz.jovenclub.cu/union/efemerides/753